Ponencia Magistrada Graciano de los Santos en el Foro de la Diplomacia Dominicana

Ponencia SERVICIOS CONSULARES Y COORDINACIÓN INTERINSTITUCIONAL

Publicado por: Daniel Joseph/Saturday, January 17, 2015/Categorías: Dirección de Comunicaciones

Valore este artículo:
Sin valorar
Ponencia
SERVICIOS CONSULARES Y COORDINACIÓN INTERINSTITUCIONAL
Foro de la Diplomacia Dominicana,
14-15-16 de enero de 2014, MIREX

Magistrada Rosario Graciano de los Santos, Miembro Titular de la JCE

Distinguidos Señores:

• Excelentísimo Sr. Andrés Navarro García, Ministro de Relaciones Exteriores
• Honorables Embajadores y Cónsules dominicanos acreditados en el servicio exterior.
• Ministros, Directores, funcionarios todos.

Muy buenos días, es un grato placer poder participar del 1er Foro de la Diplomacia Dominicana con amigos y colegas aquí presentes, de cara a la nueva visión y gestión de la estructura diplomática y consular de este Ministerio de Relaciones Exteriores, focalizado en la política exterior del país.

En el corto espacio de tiempo que nos ocupa, tengo el honor de compartir con ustedes breves consideraciones acerca de la estructura consular, su funcionamiento y la importante coordinación interinstitucional entre el MIREX y otras instancias del Estado dominicano.

La funcionalidad de los servicios consulares en el marco de la Ley Orgánica No. 314, del Ministerio de Relaciones Exteriores, establece que como acciones más relevantes las oficinas consulares, promueven el comercio entre la República Dominicana y el país donde están acreditados, así como la protección y los intereses de los dominicanos en sus respectivas jurisdicciones.

En adición a las citadas labores comerciales y de protección, a los cónsules se les reconocen formalmente otras funciones, como son actuar en calidad de notario, funcionario de registro civil y en funciones similares, expedir pasaportes, matrículas consulares, certificados, visados, legalización de firmas y/o sellos de documentos y también ejercitan otras acciones de carácter administrativo, siempre que estas no se opongan a las leyes y reglamentos del Estado receptor.

En ese orden de ideas, los servicios que recibe la comunidad dominicana se correlacionan en una gestión operativa entre las oficinas consulares y las áreas internas del Mirex, y en ocasiones acompañadas de una coordinación interinstitucional con otros estamentos del Estado. La práctica cotidiana ha destacado la importancia en la colaboración con la Dirección General de Pasaportes, la Junta Central Electoral, la Procuraduría General de la República, el Ministerio de Interior y Policía, la Dirección General de Migración, la Policía Nacional, entre otros.

En los últimos años, el Ministerio de Relaciones Exteriores y sus oficinas consulares han construido un enlace de trabajo que ha permitido eficientizar la gestión de los servicios consulares, no obstante algunas limitaciones vinculadas con la celeridad del proceso, costos, disposición al trabajo por parte del personal según el caso, etc.

Como avances de este proceso se destacan la emisión en las oficinas consulares de certificados sobre antecedentes penales a favor de los dominicanos residentes en el exterior; la instalación de equipos biométricos para la emisión de pasaportes ordinarios, en los consulados de mayor concentración de dominicanos y, la instalación por parte de la Junta Central Electoral de Oficinas del Voto en el Exterior -OPREE.

La mayoría de las OPREE están localizadas en las sedes consulares, las cuales, además de llevar a cabo el proceso del voto, apoyan a los consulados con la emisión de documentos del estado civil, verificación de nacionalidad, emisión de la cédula de identidad y electoral, entre otros servicios.
En algunos consulados donde no existen oficinas de la JCE o en su defecto, las solicitudes de estos servicios son más complejas, como la verificación de identidad por medio de huellas dactilares, en la práctica dependencias del Viceministerio para Asuntos Consulares y Migratorios del Mirex sirven de enlaces para tramitar la solicitud a la sede central de la JCE, de cuya respuesta depende en su gran parte completar la atención consular al ciudadano que la ha requerido.

En lo que corresponde al voto en el exterior, esas oficinas sirven de enlaces para las actividades preparatorias de los procesos electorales, donde el Mirex y la JCE trabajan integrados en la notificación de los recintos electorales y horarios habilitados para el voto Presidencial y de Diputados de Ultramar, los permisos ante las autoridades competentes en el país acreditado, así como el envío por valija consular del material electoral gastable, publicidad y equipos informáticos que utilizarán las OPREE durante todo el proceso electoral.

Como diseñador de políticas públicas en temas de interés como la migración, la trata de personas y el tráfico Ilícito de Migrantes, y otras acciones vinculadas con la seguridad nacional, como son la emisión de visados, y el listado de países cuyos extranjeros se les exime de visa por razones turísticas, el área consular y migratoria del MIREX ha jugado importantes roles en escenarios tanto locales como internacionales, donde la participación constante ha dejado resultados positivos visibles, como es el caso de la integración activa a la Conferencia Regional sobre Migración (CRM o proceso de puebla), del cual somos miembro desde el año 1999.

Este espacio nos ha permitido insertarnos en el ámbito migratorio con los países de Centroamérica y América del Norte, mediante el diálogo franco, abierto y permanente con autoridades de alto nivel de estos países, en temas sensitivos como son derechos humanos, gestión y políticas migratorias.

A pesar de que las decisiones emanadas de las reuniones de la CRM no son vinculantes para el país, las mismas han servido de apoyo en la gestión consular de servicios ofrecidos a dominicanos emigrantes en condición tanto regular como irregular en países miembros, con diversas necesidades de asistencia y protección, desde su confirmación de identidad, acogida, traslado y retorno al país, sin importar las condiciones de género o edad. Justamente por la calidad de estos trabajos, y muy a pesar de las limitaciones que sabemos que existen, hemos sido reconocidos por estos y otros países del Caribe, por el apoyo consular que damos a nuestros nacionales en situaciones de vulnerabilidad.

A nivel nacional, es igualmente importante destacar el rol que juega el Ministerio de Relaciones Exteriores, como segunda institución responsable ante el Consejo Nacional de Migración, órgano asesor del Poder Ejecutivo en materia migratoria, y el papel que este debe desempeñar en la toma de decisiones en estos temas que hoy ocupan la atención pública tanto nacional como internacional.

Asimismo, en su calidad de presidente de la Comisión Interinstitucional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes, CITIM, el MIREX desde el año 2009 ha jugado un importante papel al coordinar todo el proceso de elaboración e implementación del Plan Nacional contra la Trata de Personas y el trafico Ilícito de Migrantes, temas en los que el Ministerio, a través de sus Embajadas, Consulados y áreas internas correspondientes, deben mantenerse en constante alerta, por múltiples razones, primero somos un país con una triple variable migratoria, de entrada, salida y tránsito de viajeros, dominicanos y extranjeros, y por demás, el MIREX es el abogado del país cuando por informes externos se requiere una posición oficial.

Es importante resaltar, que en adición a la gestión consular de servicios por medio de las colaboraciones interinstitucionales, la nueva política exterior debe estar direccionada a mantener al país integrado en conferencias regionales, foros mundiales, reuniones de alto nivel y cooperación multilateral, cuyo brazo extensivo del Mirex son los actores aquí presentes de cada Embajada y Consulado dominicano en el exterior, cuyas labores actúan estrechamente conforme sus respectivas responsabilidades, unas representativas del Estado, otras de carácter comercial y administrativas, pero siempre con un mismo objetivo: servir al país y a su comunidad en el exterior.

POR TANTO, y a modo de recomendaciones:

• Se hace necesario en estos tiempos de remozamiento de la política exterior del país, profesionalizar el servicio diplomático y consular, asegurando la continuidad de sus funcionarios y una buena planificación de la formación de los mismos, que garantice la eficiencia de su desempeño y salvaguarden los intereses del Estado que representan.

• Racionalizar la estructura del personal del servicio exterior, de cara a la necesidad de gestión y servicios que tengan las Misiones.

• Diferenciar las recaudaciones consulares de los gastos fijos de la Misiones, creando adecuadas normas legales de Supervisión por parte del MIREX, a fin de transparentar los procesos.

• Asignación racional de las dotaciones; se recomienda impulsar un análisis objetivo de las reales necesidades de las representaciones consulares, donde se reflejen el costo de la vida del país receptor.

Recaudación Consular:

• En esta cuestión sensible, la recaudación consular, como tal, debería realizarse por medio de una metodología que no permitiera su uso para afrontar los gastos propios de la representación consular de que se trate.

• Derogación y adecuación de normas legales, existentes, para adecuarlas a la realidad de las nuevas aspiraciones de funcionamiento de nuestras oficinas consulares.

• Necesaria revisión, adecuación y efectivo control de las tarifas oficiales vigentes, integrándolas en un único cuerpo normativo, a fin de evitar las distorsiones e incoherencias en su interpretación, y que a la vez, se contemple una actualización continua de su valor frente a la moneda extranjera, en nuestro caso, el dólar.

• Retomar y reestructurar las redes consulares creadas en el año 2004, en los países de Europa,
Centroamérica y el Caribe, cuyos fines primordiales eran conectar el trabajo de los consulados por región, mejorando así el servicio de asistencia a la población dominicana migrante víctima de la trata y el tráfico de personas, manteniendo activo el flujo de información de las rutas críticas de viaje, los cambios de destinos ubicados por los tratantes y traficantes, así como las medidas unilaterales, bilaterales y/o multilaterales adoptadas por los países en prevención o sanción de estos fenómenos criminales en crecimiento, afectando a las víctimas en su integridad física y moral.

En definitiva, si todas las dependencias competentes de los servicios consulares se dispusieran a realizar trabajos en conjunto de manera eficaz, eficiente y continua, la dirección del sistema consular tomaría otro rumbo, debido a que se trazarían políticas para el fortalecimiento de nuestro sistema consular y nunca jamás en detrimento de la imagen del Estado Dominicano.
Aplaudo la iniciativa de este Foro, saludo la participación de cada uno de ustedes, y les invito a ser actores integrados en esta nueva y necesaria gestión de la política exterior dominicana.

Muchas gracias!
Imprimir

Vistas (732)/Comentarios (-)

Daniel Joseph
Daniel Joseph

Daniel Joseph

Sub Director Acceso a la Información

Other posts by Daniel Joseph
Contact author Biografía completa
blog comments powered by Disqus